Gastos de envío Península 3,99€ | GRATIS a partir de 38€
0

Gastos de envío Península 3,99€
GRATIS a partir de 38€

7 ideas para cuidar tu salud en Navidad

La Navidad es un periodo especial.

En el hemisferio norte, los días se acortan y el frío del invierno da paso al abrigo. En cambio en el hemisferio sur se celebra la llegada del verano.

Pero en ambas partes del mundo, las ciudades se llena de luces y el hogar acoge más que nunca a la familia ya los amigos.

Termina el año y comienza uno nuevo lleno de esperanzas y nuevos propósitos.

Son días de celebración y de reencuentros. Días llenos de alegría.

LA SALUD EN NAVIDAD

Tantas festividades también tienen sus pequeños riesgos para la salud.

Los excesos aumentan. Abundan los dulces en forma de turrones, polvorones, postres y el alcohol se convierte en un invitado más. También se tiende a comer más y peor.

Si además, se le une un sedentarismo producido por las vacaciones y la ausencia de actividades y entrenamiento, la cuesta de enero puede volverse bastante empinada.

  • Aumento de los niveles de colesterol, de azúcar en sangre y del ácido úrico.
  • Subidas de la tensión arterial.
  • Mayor retención de líquidos.
  • Ganancia de peso y grasa corporal.

No obstante, no pretendemos ser alarmistas. No es necesario renunciar a las celebraciones y a las reuniones familiares, pero cuidarse en Navidad es algo que agradecerás cuando empieces el nuevo año. 

En este artículo te damos 7 ideas que te ayudarán a cuidarte en Navidad sin dejar de disfrutar estos días tan señalados.

1 - SEÑALA LOS DÍAS IMPORTANTES Y TOMA MEDIDAS

La planificación es un hábito de ganadores. Y aplicable a todos los ámbitos de la vida.

También para cuidarse en Navidad.

Planificar las cosas con antelación te da el poder de prevenir y tomar medidas.

Coge un calendario, una agenda o tu propio móvil y apunta los mayores eventos para estos días. 

Una vez los tengas, piensa qué excesos llevan asociados. Y busca formas de disminuir sus efectos. 

Por ejemplo, puedes incluir esos mismos días las tareas con mayor actividad o tu entrenamiento para aumentar tu gasto energético o, si lo sueles practicar, hacer un ayuno hasta la cita.

2 - HAZ PLANES DE COCINA EN CASA 

Ya sabes que cocinar es siempre lo ideal. Se reducen los procesados y se utilizan alimentos reales.

En estos días, también puede servir para socializar. De forma diferente.

Cocinar puede ser un buen plan para reunirse con algunos amigos.

Aprovecha para hacer recetas navideñas de esos libros que todos tenemos en la estantería y a innovar con especias para sustituir las salsas.

3 - PREPARA TUS PROPIOS TURRONES Y POLVORONES

Los postres y dulces son junto con el alcohol los peores compañeros para cuidarse en Navidad.

Son días de celebración y que caiga algún polvorón no debe preocuparte. Sin que se convierta en una costumbre diaria.

¿Has probado a preparar tus propios postres y turrones?

Sin duda, es una magnífica opción que te permitirá pasar más tiempo en familia y hacer dulces con menos azúcar y harinas procesadas.

4 - NO TE PASES CON EL ALCOHOL

Con el alcohol pasa como con los dulces. No te va a pasar nada grave por comer con vino en los días señalados y brindar con champán. Pero si son todos los días sí te puede pasar factura.

El alcohol es una bebida muy arraigada a nivel social en España y no siempre es fácil sustituirla (por algo que no esté lleno de azúcar).

Esta costumbre social en España tiene una ventaja y es que en el caso de la cerveza cada vez hay más variedades sin alcohol. Y aunque no sea lo mismo, puede ser una pequeña solución para algunos momentos.

Para el resto, intenta no sobrepasarte.

5 - SAL A PASEAR 

Los excesos no son los únicos peligros para cuidarse en Navidad.

También está el sedentarismo. El no tener que trabajar, el frío y las comodidades del hogar pueden hacer que te muevas menos que de costumbre.

No cometas este error. Aprovecha para salir, pasear con tu familia o hacer alguna ruta por los alrededores.

6 - HAZ EJERCICIO

Si sueles hacer ejercicio, no hacerlo en Navidad también se puede notar.

Un menor gasto unido a una mayor ingesta puede hacer que cojas esos kilos que habías conseguido quitarte.

Estos días pueden servirte de descanso del entrenamiento, pero aunque bajes la intensidad, es recomendable seguir haciendo algo para mantener tu forma física.

Una buena idea, como mencionamos antes, sería programar estos entrenamientos los días de mayores excesos.

De esta forma, paliarás parte de los atracones de las grandes celebraciones.

7 - REGALA SALUD

Estos días son también momentos de regalos y de compartir con los demás.

¿Qué mejor regalo que salud? Regala y pide que te regalen experiencias en la naturaleza, rutas, visitas… Todo lo que sea salir y caminar o hacer deporte significa salud.

Los libros son otro gran regalo. Fomentan el aprendizaje y el desarrollo mental.

Regalar productos saludables también es una gran opción para fomentar la salud. En Paleobull encontrarás productos hechos solo con ingredientes naturales. Para tu salud y para la salud de los tuyos.

EN RESUMEN

La Navidad es una bonita época, llena de alegría para compartir y disfrutar con nuestros seres queridos, pero también tiene sus riesgos.

Los enemigos a vigilar son los dulces, el alcohol, las comilonas y el sedentarismo.

Trata de no pasar mucho tiempo con ellos. O al menos, no con todos a la vez.

Ten en cuenta nuestras ideas y disfruta de las celebraciones de estas fechas sin preocuparte de la cuesta de enero de la salud.

  • Planifica los eventos más importantes para tomar medidas que los suavicen.
  • Prepara planes para cocinar en casa e intenta hacer tus propios dulces para la ocasión.
  • No te pases con el alcohol.
  • Sal a pasear a menudo y haz ejercicio, especialmente los días de las grandes comidas.
  • Regala y pide que te regalen salud. Qué mejor regalo que aquellos que supongan movimiento y aventura o formación personal.

Date unos caprichos sin olvidar tus hábitos saludables. Se puede disfrutar de estas fechas tan señaladas y cuidarse en Navidad sin tirar la casa por la ventana.

Y recuerda que lo más importante no es lo que haces entre Nochebuena y Nochevieja, sino entre Nochevieja y Nochebuena.

¡Tu salud te lo agradecerá!


¿Te ha gustado el artículo? Únete a la tribu y estarás al día de nuestras publicaciones y descuentos especiales. ¡Ya somos más de 85.000!


¡Comparte este artículo, gracias!


Publicación más antigua Publicación más reciente