Gastos de envío Península 3,99€ | GRATIS a partir de 38€
0

Gastos de envío Península 3,99€
GRATIS a partir de 38€

Helado proteico de plátano con solo 2 ingredientes

Llegada la época estival, los alimentos más apetecibles son aquellos que nos aportan una sensación extra de frescor. Es así como los helados se convierten en nuestros mejores aliados. Pero, ¿cómo conseguir un buen helado que sea refrescante, saludable y que nos aporte una dosis de proteínas al mismo tiempo?

Si estás comprometido con el cuidado de tu cuerpo, sabrás que la alimentación es un pilar fundamental. Una alimentación que debemos cuidar al máximo pero sin tener que renunciar a los pequeños placeres.

Por eso, si llegada esta época, quieres disfrutar de helados sanos y nutritivos, muy lejos de aquellos que se comercializan y que están cargados de azúcar, grasas saturadas y conservantes poco saludables, esta receta te va a interesar. Se trata de un helado proteico de plátano, en el que solo tendrás que emplear 2 ingredientes y muy poco tiempo

Ingredientes para helados proteicos caseros

Helado de plátano sabor vainilla

  • 3 plátanos maduros
  • 1 scoop (30 gramos) de proteína Panacea de vainilla

Helado de plátano sabor chocolate

  • 3 plátanos maduros
  • 1 scoop (30 gramos) de proteína Panacea de chocolate

Equipo y utensilios

equipo y utensilios para hacer helados
  • Molde apto para congelador o para hacer helados: de plástico o silicona.
  • Batidora de mano.
  • Bandeja o plato.

Elaboración

  1. El primer paso será cortar el plátano en pequeños trozos y colocarlos en un recipiente apto para el congelador. Mejor una fiambrera para poder taparlos o una bolsa hermética con cierre. Hay que dejar congelar durante, al menos, 4 horas.
  2. Pasado este tiempo, se incluyen los trozos de plátano congelados en el vaso de la batidora y es el momento de añadir 1 scoop de Panacea, según el sabor que hayas elegido: vainilla o chocolate. 
  3. Puede suceder que al principio, debido a que el plátano está muy compacto por la congelación, se necesite, opcionalmente, añadir un poquito de leche o de bebida de avena o similar. Bate bien hasta conseguir una textura fina y cremosa.
  4. Una vez bien batido hay que verterlo en los moldes especiales para congelación y se deja reposar en el congelador un par de horas más. 

Variantes

Puede suceder que estés deseando probar tu helado y no tengas la paciencia suficiente para esperar a que se congele. O que tengas invitados y no dé tiempo a pasar por el congelador. Así que no dudes en disfrutarlo al instante. Aunque no esté del todo congelado, queda como una deliciosa crema, un postre riquísimo y muy sano.

Te recomendamos

Ya ves que la preparación es sumamente sencilla y muy rápida. La clave principal es tenerlo todo congelado y darle un golpe de batidora antes de servir, de esta forma quedará especialmente cremoso. Otra recomendación, es servirlo en recipientes pequeños, ya que se trata de un helado especialmente saciante. ¿Te animas a probarlo? ¡Tu salud te lo agradecerá!

Recetas


¿Te ha gustado el artículo? Únete a la tribu y estarás al día de nuestras publicaciones y descuentos especiales. ¡Ya somos más de 85.000!


¡Comparte este artículo, gracias!


Publicación más antigua Publicación más reciente