Gastos de envío Península 3,99€ | GRATIS a partir de 38€
0

Gastos de envío Península 3,99€
GRATIS a partir de 38€

Algas comestibles, los beneficios de alimentarse del mar

Seguir de una dieta sana y variada es fundamental para disfrutar de una mejor calidad de vida. Gran parte de nuestro bienestar viene marcado por la alimentación que elegimos. De ahí que saber escoger los mejores nutrientes sea fundamental para cuidarnos.

Aunque de sobra son conocidos los múltiples beneficios que ofrecen los alimentos provenientes del mar, en los últimos tiempos han ganado mucho más protagonismo. Sabemos que los pescados y mariscos son ricos en ácidos grasos como el Omega-3 y en minerales y vitaminas, nutrientes fundamentales para un óptimo desarrollo. Pero si estamos hablando de alimentos del mar y nutrientes, cabe destacar un nuevo manjar que se ha hecho hueco en la gastronomía de los últimos tiempos, las algas. ¿Sabes por qué son tan importantes? Te lo contamos a continuación. 

alga nori, algas comestibles

Algas comestibles, las verduras del mar

Las algas comestibles son también conocidas como las verduras del mar. No en vano realizan los mismos ciclos vitales que sus compañeras terrestres. Se alimentan de la luz solar y se desarrollan en entornos acuáticos, ya sean dulces o salados. De igual modo se pueden encontrar en la superficie marina o en la profundidad, donde se aglutinan en enormes bosques de talófitas.

En la actualidad se han descubierto más 25.000 especies distintas de algas, aunque por el momento, solo unas 50 son consideradas comestibles. En Oriente, desde hace siglos, son un alimento muy apreciado, formando parte de su gastronomía de forma habitual. En Occidente, aunque todavía no forman parte de nuestra cultura culinaria, cada vez son más los platos que incorporan este manjar ya que hemos sabido apreciar su excelente sabor, su versatilidad y, sobre todo, sus propiedades nutritivas.

7 propiedades nutritivas de las algas comestibles

  1. Las algas comestibles aportan al organismo un 5% de grasa insaturada, las conocidas como grasas beneficiosas o saludables. A ello hay que sumarle que no contienen ninguna grasa saturada.
  2. Son una importante fuente de calcio. Tomando tan solo 100 gramos, nos puede aportar hasta 1.400 mg de este mineral.
  3. Aportan una alta dosis de yodo. Se trata de un oligoelemento imprescindible para el aporte energético de nuestras células. Este suele provenir de los pescados y mariscos, por lo que las algas resultan la alternativa perfecta de obtener este nutriente para las personas veganas.
  4. Abundante en hierro. El aporte de hierro que ofrecen las algas comestibles es mucho mayor que el de las lentejas. Además aporta también vitamina C, para que el cuerpo lo absorba con eficacia. Un combo perfecto para contar con todos los nutrientes de forma variada.
  5. Otra de sus propiedades más importantes es su alto contenido en fibra. Como cualquier otra verdura, las algas no solo ayudan al proceso digestivo, beneficiando el tránsito intestinal, sino que resulta un alimento especialmente saciante, ideal para las dietas de control de peso.
  6. No debemos olvidar, tampoco, su alto contenido en vitaminas, entre las que destacan las del grupo A, B, C y E.
  7. Además de los minerales ya nombrados, y que se encuentran en importantes cantidades, también son una estupenda fuente de otros muchos como el zinc y el selenio, característicos por su poder antioxidante.

Algas marinas comestibles según su color

Del mismo modo que sucede con las verduras de tierra, las algas comestibles adoptan diversas formas: con apariencia de arbusto, filamentosas, cilíndricas o aparentando cintas. Sin embargo, la mejor forma de clasificarlas es a través de sus tonalidades de color. Es así como encontramos:

  • Algas rojas. Toman esta tonalidad de la cantidad de biliproteinas que contienen, sustancia que elimina el color verde que aporta la clorofila.
  • Algas verdes-azuladas. Cuentan con una gran cantidad de clorofila, de ahí su intensidad de colores tanto verdes como azulados.
  • Algas pardas. Tienen un alto contenido en xantofilas, yodo y otras sustancias que aportan esta singular pigmentación. Estas algas sólo se encuentran en aguas saladas.
  • Algas verdes. Su verde es mucho más intenso que las azuladas. Esto es gracias a la gran cantidad de clorofila y almidón que contienen.
  • Algas doradas. Son algas de agua dulce. Dentro de esta especie se puede encontrar una amplia gama de distintas tonalidades, desde el amarillo más tenue hasta el dorado más intenso.
sopa ramen con algas comestibles

7 tipos de algas comestibles que no deben faltar en tu dieta

1. Wakame

Es, sin duda, la más popular y la mejor indicada para aquellos que quieren incluir las algas en su dieta por primera vez. Es rica en vitaminas B y C, y minerales como el calcio y el potasio. Se utiliza, sobre todo, para ensaladas y como complemento de salsas como el pesto.

2. Nori

Es el alga que aparece en una de las elaboraciones más populares de la gastronomía japonesa: el sushi. Pero también es un componente perfecto para otros guisos calientes como el ramen. Una de sus mejores cualidades es su fácil digestión. Contiene gran cantidad de proteínas y vitamina A.

3. Agar-agar

Se obtiene de diferentes tipos de algas rojas. Gracias a su ausencia de sabor y capacidad de absorber líquidos, se utiliza como espesante para distintos guisos y preparados como salsas, mermeladas, helados o cremas. También se utiliza como un sustitutivo natural a la gelatina neutra.

4. Espirulina

Pertenece a las de color verde-azulado y es una auténtica despensa de proteínas. Contiene mayor cantidad que el pescado, los huevos o la carne. Pero no solo se queda ahí, también es una fuente de calcio, fósforo y vitaminas B12 y E. La forma más habitual de consumirla es como complemento alimenticio.

5. Fucus

Es un alga de color pardo y contiene gran cantidad de vitaminas y minerales. Gracias a sus propiedades, resulta un efectivo laxante. Además, es un aliado perfecto para las dietas hipocalóricas ya que, además de aportar muy pocas calorías, tiene un gran efecto saciante.

6. Dulse

Es el alimento ideal para aquellas personas que están pasando por un proceso de anemia. Esto es gracias a su gran aporte de hierro y potasio. El uso de este alga de color rojizo es tan versátil y generoso, que puede tomarse en crudo, hervida o al vapor.

7. Chlorella

Pertenece a las de color verde-azulado. Es un potente antioxidante, capaz de reforzar el sistema inmunológico de forma eficaz y natural. En el mercado podemos encontrar esta alga en forma de polvo para ser utilizada como suplemento nutricional.

Beneficios para la salud de las algas comestibles

Gracias a su alto contenido en nutrientes, son muchos los beneficios que nos aporta el consumo de algas marinas. Entre todos ellos podemos destacar:

  • Ayuda a evitar problemas intestinales.
  • Depura el organismo.
  • Es un complemento perfecto para la pérdida de peso.
  • Favorece la salud cardiovascular.
  • Previene la osteoporosis.
  • Regula la tiroides.

Por todo ello, y mucho más, incluir las algas comestibles en nuestra alimentación es una opción sana y muy nutritiva. Apta para cualquier tipo de dieta y para los paladares más exquisitos. Y tú, ¿te animas a probarlas?


Nutrición


¿Te ha gustado el artículo? Únete a la tribu y estarás al día de nuestras publicaciones y descuentos especiales. ¡Ya somos más de 85.000!


¡Comparte este artículo, gracias!


Publicación más antigua Publicación más reciente