Gastos de envío Península 3,99€ | GRATIS a partir de 38€
0

Gastos de envío Península 3,99€
GRATIS a partir de 38€

Dopamina y serotonina, los neurotransmisores que influyen en nuestro ánimo

Seguro que alguna vez te has preguntado cómo funciona nuestro organismo más allá de su propio cometido físico. Si lo has hecho, quizás también te preguntes por qué a veces nos invade la alegría y otras la tristeza. ¿Qué compleja estructura habita nuestro cerebro para que existan cambios de ánimo tan evidentes? La respuesta se encuentra en unas pequeñas moléculas que se encuentran en nuestro cerebro y que son conocidas como neurotransmisores. Es decir, aquellos que trabajan a modo de mensajeros para mantener conectadas y en funcionamiento todas nuestras neuronas.

Entre todos ellos, existen dos que influyen especialmente en nuestro estado de ánimo: la dopamina y la serotonina. Son hormonas capaces de ofrecernos las mejores sensaciones de placer y felicidad siempre y cuando se encuentren en equilibrio. Sin embargo, cada una cumple una función distinta. Si quieres conocer más sobre ellas y cómo mantenerlas equilibradas para gozar de un buen estado de ánimo, te invitamos a seguir leyendo.

¿Qué son los neurotransmisores?

Nuestro organismo está compuesto por un infinito entramado de elementos ínfimos capaces de controlar todas nuestras funciones. Estas pequeñas moléculas tienen la capacidad de enviar una serie de impulsos, en forma de descarga, dirigidos al cerebro para que se ejecute cada acción. Son lo que se conocen como los neurotransmisores.

Además de controlar aspectos físicos, como la respiración o los latidos del corazón, además son responsables de actividades relacionadas con la psicología, como la concentración o el aprendizaje. Y aunque pueda parecer sorprendente, también nuestro estado de ánimo depende de ellos.

Y es en este último aspecto donde entran en juego la dopamina y la serotonina como las perfectas mensajeras para sentir placer y felicidad.

Dopamina y serotonina, las responsables del placer y la felicidad

Aunque, en muchas ocasiones se tienden a unirlos en un mismo pack, ambos neurotransmisores son distintos y tienen funciones diferentes. 

Dopamina, ¿qué es y cuál es su función?

La dopamina es el neurotransmisor responsable de darnos esa sensación de placer que experimentamos tras un esfuerzo realizado. De ahí que esté estrechamente vinculada a la recompensa y a la motivación.

La dopamina la liberan las neuronas dopaminérgicas y son sintetizadas por el aminoácido tirosina. La encontraremos en la sustancia negra del cerebro y, a partir de ahí, viaja hacia todas aquellas zonas en las que es requerida. Sus funciones son muy variadas:

  • Ayuda a la memoria y al aprendizaje.
  • Incrementa la atención y favorece el estado de alerta.
  • Estimula y controla los movimientos motores de nuestro organismo.
  • Produce sensaciones de placer.
  • Ayuda a la toma de decisiones y reacciones inmediatas.
  • Está implicada en la regulación del sueño junto a la melatonina.

Serotonina, ¿qué es y cuál es su función?

Al igual que la dopamina, es un neurotransmisor del sistema nervioso que lo encontramos en diversos lugares del organismo como el cerebro, los intestinos y las plaquetas sanguíneas.

Se le conoce comúnmente como la hormona de la felicidad ya que está ligada estrechamente a nuestras emociones. Aunque sus funciones van más allá del estado anímico. Es así como está implicada en:

  • La digestión. En el estómago e intestinos hay importantes cantidades de serotonina. De sus niveles depende mucho el estreñimiento o la diarrea.
  • La producción de líbido o deseo sexual.
  • La regulación del sueño. Un factor importante en el ritmo circadiano que nos alerta del momento del descanso.
  • El estado de ánimo, el humor y la felicidad. Sus niveles bajos están asociados a la aparición de ansiedad, estrés o depresión.
  • El mantenimiento natural de la temperatura corporal.

Diferencia entre dopamina y serotonina

Aunque pudiera parecer que ambas sustancias tienen un comportamiento similar en nuestro organismo, existen ciertas diferencias entre ambas. Una de las más importantes es que la dopamina está implicada en el aumento de la energía y en emociones como la euforia y la excitación, mientras que la serotonina está relacionada con la calma o el descanso siempre y cuando se encuentren en perfecto equilibrio.

Síntomas del desequilibrio de la dopamina y la serotonina

El desequilibrio de los neurotransmisores pueden provocar algunos problemas de salud psiquiátricos. Según la región cerebral afectada, así será el trastorno y, por lo tanto, su tratamiento. Antes de que la salud mental se vea afectada, la falta de equilibrio entre neurotransmisores se manifiesta en forma de síntomas concretos.

En los casos de un bajo nivel de dopamina se pueden reconocer algunas alteraciones en la memoria o en la concentración, dificultades en la coordinación motora e, incluso, cansancio, malhumor e incapacidad de sentir placer en experiencias que antes sí lo producían. No obstante, niveles de dopamina altos también pueden llevarnos a desarrollar manías o, incluso, alucinaciones paranoides.

En cuanto a la falta de serotonina puede reconocerse en síntomas como alteraciones del sueño, falta de deseo sexual, desmotivación, apatía y tristeza. Por el contrario, unos niveles de serotonina altos también pueden influir en el desarrollo de insomnio y esconderse detrás de algunos síntomas cardíacos como taquicardias y tensión arterial elevada.

alimentación para mantener dopamina y serotonina

5 alimentos que mantienen los niveles de dopamina y serotonina

Tanto a nivel físico como emocional, los nutrientes son grandes aliados en el desarrollo y mantenimiento de nuestro organismo. De ahí que se hable de la alimentación como medicina natural para mantener una salud óptima.

En los neurotransmisores también afecta la forma como nos nutrimos ya que muchos alimentos contribuyen a la producción natural de los mismos. A continuación os contamos qué alimentos son, fundamentalmente, los que nos ayudan a mantener a raya la dopamina y la serotonina y, por tanto, poner nuestro estado de ánimo a salvo.

1. El plátano

El plátano es una de las frutas con mayor aporte de triptófano. Este aminoácido más tarde se convierte en serotonina, conocida por su capacidad para relajar el cuerpo, mejorar el estado de ánimo y aumentar la sensación de placer que provoca la felicidad. Además, nos aporta vitaminas esenciales para nuestro organismo, como son la A, C, K y B6, magnesio y potasio. Todo un superalimento para afrontar el día a día.

2. La avena

La avena también es rica en triptófano por lo que también ayuda a sintetizar la serotonina. Además, su alto contenido en proteínas y fibras hacen que sea muy saciante y digestiva. Uno de los cereales más completos para empezar el día con ánimo.

3. El chocolate

Es uno de los alimentos que no puede faltar en esta lista, especialmente por su vinculación con el aumento de la dopamina y la serotonina. Además de estar delicioso, proporciona exorfina, un analgésico natural que reduce el dolor. Sin olvidar la teobromina que, como la cafeína, aumenta la energía. Eso sí, debemos ser cautos y no excedernos. Con una onza de chocolate puro y sin azúcar, por día, será suficiente.

4. La piña

Junto con el plátano, la piña es otra de las frutas que no debe faltar en la dieta. Entre sus virtudes encontramos que es antiinflamatoria, desintoxicante y diurética. Además, es rica en multitud de vitaminas y minerales y contiene compuestos activos que estimulan la producción de serotonina. Si la tomamos en la cena ayuda a la producción de melatonina, hormona favorecedora del sueño.

5. Los garbanzos

De entre todas las legumbres, los garbanzos son los más favorables para la producción de dopamina y serotonina. De hecho, es uno de los alimentos más apreciados en la cultura gastronómica desde hace siglos y todo gracias a sus cualidades que otorgan energía y buen ánimo. Tanto es así, que se dice de ellos que son un antidepresivo natural.

Aunque existen otros muchos alimentos que nos ayudan a mejorar nuestro estado de ánimo y nuestra forma física, puede que debido a una alimentación desequilibrada o deficitaria, tengamos los valores de dopamina o serotonina alterados. Para cubrir las necesidades que nuestro organismo pueda tener al respecto, podemos apoyarnos en suplementos vitamínicos siempre que sean necesarios.

Concluyendo, la dopamina y serotonina juegan un papel sumamente importante en nuestra vida. Mantenerlas en sus niveles adecuados es la mejor prevención para evitar cualquier tipo de patología relacionada. Y, sabiendo la importancia que tienen en nuestro estado de ánimo así como en nuestra sensación de felicidad y placer, es vital prestarles la atención que merecen. De esta forma estarás favoreciendo tu bienestar físico y, sobre todo, tu bienestar emocional.

 

Mente sana


¿Te ha gustado el artículo? Únete a la tribu y estarás al día de nuestras publicaciones y descuentos especiales. ¡Ya somos más de 85.000!


¡Comparte este artículo, gracias!


Publicación más antigua