Gastos de envío Península 3,99€ | GRATIS a partir de 38€
0

Gastos de envío Península 3,99€
GRATIS a partir de 38€

Desvelando mitos I

A todos nos llama la atención una buena historia, algo que nos sumerja y nos haga creer en otra realidad. Y por más ficción que sean, cuando van pasando de boca en boca, muchos nos hacemos la idea de que estas ficciones son realidades.

El problema puede venir cuando los cuentos se centran en cosas mágicas que podemos hacer por nuestra salud. Porque creer en mitos, no nos llevará nunca a un mejor porvenir.

Por eso en Palebull queremos hablar un poco de este tema. ¡Y es que mitos en lo referente a la nutrición y ejercicio abundan! En esta primera entrega te damos algunos de ellos, y no te preocupes, vienen más en camino.

Mito: Comer muchas proteínas es malo para tu salud

Seguramente ya has escuchado que mucha proteína puede dañar tus riñones, tu hígado, pestañas y en fin, cualquier parte de tu hermoso cuerpo. Este mito lo escuchamos en repetidas ocasiones y se ha vuelto popular sobre todo en la industria del fitness y también porque muchas personas piensan que las dietas altas en proteína son la única manera existente de perder peso.

Este mito está basado en una realidad, donde se demuestra que son los extremos lo que nos llevan a sufrir consecuencias negativas. En la publicación del Servicio Nacional de Salud de Reino Unido señalan que un consumo alto en proteínas puede asociarse a un riesgo mayor de osteoporosis y empeorar la condición de personas con enfermedades renales. Pero en una persona sana, que consuma la ración adecuada de este macronutritente, no debe tener problemas.

Tu consumo de proteínas debe estar ligado a tu composición corporal, talla, peso y niveles de actividad. Porque todo en exceso, puede hacer daño, no sólo la proteína. Y si se quiere empezar una dieta de pérdida de peso, si tiene enfermedad renal, diabetes u otra afección crónica, lo mejor es hablar con un profesional de la salud.

Mito: Los carbohidratos te harán engordar

¿Pues alguien debe tener la culpa de nuestros kilos extra, no les parece justo? Este mito se basa en el efecto de los carbohidratos en la insulina.

Cuando comemos este macronutriente, se eleva el azúcar en sangre, esto hace que se libere insulina y esta redirige la glucosa a las células para usarla como energía.

La que no usamos se puede convertir en glucógeno, que se almacena en el hígado y los músculos. Si consumimos más glucosa de la que se puede almacenar como glucógeno, esta convierte en grasa que es nuestra forma de «guardar» energía a largo plazo.

Entonces el problema una vez más, está en las cantidades y no el macronutriente en sí, lo que puede hacerte ganar esos kilos extra. Por supuesto, la calidad es importante también: mientras más refinados, más rápido subirá la glucosa, haciendo que este proceso se sature rápidamente. Por eso es que la fibra de los alimentos naturales es nuestra mejor aliada.

Mito: Batidos detox

¿Cómo podemos resistirnos a que un líquido, batido verde o té mágico limpie nuestro organismo? Lo vemos todos los días en las RRSS y sentimos que es «necesario» para nuestra vida. Pero la verdad es esta: ningún jugo ni smoothie limpiará tu cuerpo de toxinas.

El profesor Edzard Ernst, de la Universidad de Exeter explica para The Guardian «si acumulas toxinas que tu cuerpo no puede eliminar por sí solo, estarías muerto o necesitarías una intervención médica» como lo que pasa en personas que se contaminan de químicos o metales pesados.

Esto porque nuestro cuerpo viene equipado con su propio equipo desintoxicante. Hígado, riñones, piel y hasta los pulmones juegan un papel importante en el proceso de ir limpiándonos de toxinas, haciendo que nuestro cuerpo funcione correctamente.

¿Necesitas limpiarte de los excesos de comer azúcar o alcohol? Pues el detox más fácil que puedes hacer es dejar de comerlos.

¿Tienes otro mito que quieras compartir con nosotros? ¡Háznoslo saber! Seguramente la tribu Paleobull y tu salud, te lo agradecerá.


Publicación más antigua Publicación más reciente