Gastos de envío Península 3,99€ | GRATIS a partir de 38€
Carrito 0

¡Pon en hora tu ciclo circadiano!

Cada uno de nosotros poseemos un reloj interno que se encarga de regular las funciones fisiológicas de nuestro organismo alternando cada día los estados de sueño y vigilia. Es el ciclo circadiano.

Durante el día, en estado de vigilia, están activas todas las funciones fisiológicas. En cambio, en el estado de sueño se reduce la temperatura corporal y la presión sanguínea, y el organismo entra en un estado de recuperación y restauración. De ahí la importancia de dormir y dormir bien.

De forma muy simple podríamos decir que el ciclo circadiano está regulado por un grupo de neuronas del hipotálamo sensibles a la luz que actúan sobre 2 hormonas: el cortisol y la melatonina. De forma que con la luz del amanecer se libera cortisol y nuestro cuerpo se activa, y con la oscuridad del atardecer se segrega melatonina que nos adormece y nos ayuda a conciliar el sueño.

En un entorno natural, el ciclo circadiano está sincronizado con el ciclo del día y la noche puesto que las horas de luz y oscuridad están perfectamente delimitadas. El problema aparece cuando vivimos en un entorno rodeado de luz artificial y nuestro cerebro no es capaz de distinguir cuando es de día y cuando de noche.

contaminación lumínica

Para que os hagáis una idea, el nivel de iluminación en un día soleado puede llegar a 100.000 lux y en una noche despejada de luna llena a 1 lux. O sea, el orden de magnitud es de 100.000 a 1. En cambio, en una oficina bien iluminada durante el día dispondremos solo de 500 lux y por la noche en una habitación a oscuras con la ventana abierta en una ciudad no bajaremos de los 100 lux. Solo 5 veces menos, insuficiente para sincronizar nuestro ciclo circadiano.

Si el ciclo circadiano no está sincronizado la más probable es que por las noches sufras de insomnio y notes somnolencia por el día. Por ello, lo ideal es que a partir de la puesta del sol evites la exposición a luces artificiales de gran potencia y cualquier otro dispositivo luminoso que sea capaz de engañar a tu cerebro (televisión, ordenador, tablets,...).

Como esto no es siempre posible, te recomendamos al menos el uso de aplicaciones para regular la luminosidad de la pantalla del ordenador y móvil, del tipo f.lux

Y sobre todo te animamos a que de vez en cuando apagues directamente la luz y disfrutes de una cena a la luz de las velas.

Tu descanso te lo agradecerá!

Hábitos Hormonas


Publicación más antigua Publicación más reciente