Gastos de envío Península 3,99€ | GRATIS a partir de 38€
Carrito 0

El huevo y la restauración de su honor mancillado

El huevo ha sido una de las principales víctimas de la absurda guerra que se ha librado durante las últimas décadas contra el colesterol. Todo empezó en los años 40 cuando Ancel Keys inició su particular lucha contra las grasas saturadas. Tal fue su fanatismo y odio hacia las grasas que terminó ganándose el apodo de Mr. Colesterol.

Ancel Keys portada Time

Tristemente, a pesar de no existir ni un solo estudio clínico que respaldara sus disparatadas teorías, la influencia de sus ideas ha llegado a nuestros días. De hecho, que hablemos de "colesterol" se lo debemos a Ancel Keys.

Por suerte, ya no hay dudas acerca de los beneficios del huevo. Ha recuperado el estatus que nunca debió perder y ahora es un alimento imprescindible en cualquier dieta saludable (no vegana).

El peso medio de un huevo es aproximadamente de 60 g, del cual el 60% es clara, el 30% yema y el 10% restante cáscara y membrana. Entre sus principales propiedades nutricionales destacan:

  • Densidad de micronutrientes muy elevada. Contiene vitaminas liposolubles (A, D, E, y K), vitaminas B6 y B12, ácido fólico (B9), ácido patogénico (B5), tiamina (B1), ácidos grasos esenciales y minerales (calcio, hierro y fósforo).
  • Alto valor biológico. La proteína con mayor valor biológico probado es la del huevo. Es el único alimento que contiene todos los aminoácidos esenciales (triptofano, treonina, isoleucina, leucina,...) en las proporciones más equilibradas. Un huevo contiene aproximadamente 6,5 gramos de proteína.

Por otro lado, los componentes nutricionales están heterogéneamente repartidos. La grasa, el colesterol y algunos micronutrientes se encuentran en la yema. Mientras que la clara está formada principalmente por agua y proteínas. El contenido de algunos minerales y el de vitaminas hidrosolubles es también mayor en la yema que en la clara.

Por todo ello, el huevo es un superalimento que debe formar parte de la dieta habitualComer entre 1 y 3 huevos al día entra dentro de lo razonable y bueno para la salud, aunque hay casos reales de ingestas de cantidades muy superiores con analíticas normales.

Pero no todos los huevos son iguales. El primer dígito del código que lleva impreso en la cáscara indica su procedencia:

etiquetado huevo

  • 0: Huevos de producción ecológica
  • 1: Huevos de gallinas camperas
  • 2: Huevos de gallinas criadas en el suelo
  • 3: Huevos de gallinas criadas en jaulas

Prioriza siempre que puedas huevos ecológicos o camperos. Tu salud te lo agradecerá!

Colesterol Superalimento


Publicación más antigua Publicación más reciente