Gastos de envío Península 3,99€ | GRATIS a partir de 38€
Carrito 0

La sal, ¿es nuestra enemiga?

La sal común o sal es uno de los condimentos más antiguos utilizados por el ser humano. Permite además conservar los alimentos y alargar su vida útil. De hecho el término castellano salario proviene del latín salarium, que tiene su origen en la cantidad de sal que se le daba a los legionarios romanos para poder conservar sus alimentos.

La sal ha sido siempre una mercancía de gran valor que a lo largo de la historia de la humanidad ha despertado el interés de civilizaciones y mercaderes, provocando incluso guerras por el control de las rutas comerciales y las salinas de las que se extraía.

salar_uyuni

La sal empezó a perder su importancia económica a finales del siglo XIX cuando la industria alimentaria moderna empezó a utilizar medios alternativos para la conservación de los alimentos.

Otro gran golpe que recibió la sal fue a comienzos del siglo XX cuando se la relacionó con la presión arterial alta. Esta creencia dura hasta nuestros días, aunque poco a poco la evidencia científica empieza a probar que no es así.

En cambio, un factor al que sí hay que prestar atención para disfrutar de una presión arterial saludable es mantener el equilibrio entre el sodio y el potasio. Los productos procesados tienen un impacto negativo en este equilibrio ya que normalmente son altos en sodio y bajos en potasio.

Además, estudios realizados en occidente han comprobado que el 10 % de la sal que se ingiere proviene de forma natural de los alimentos, el 15 % proviene de lo que se añade durante la preparación casera de los alimentos y el 75 % proviene de lo que añaden las industrias alimentarias en el procesado de los alimentos.

Por lo tanto, nuestro foco de preocupación no tiene que estar en el 15% de la sal que añadimos, sino en el 75% de sal que ingerimos a través de los productos procesados, que la industria alimentaria añade con el objetivo de despertarnos el hambre.

despertar hambre

Por ello te recomendamos que en tu dieta te decantes sin miedo por la sal natural sin refinar, excluyas los productos procesados y sigas un estilo de vida saludable.

!Tu salud te lo agradecerá!

Foto Salar de Uyuni: Wikipedia

Industria Nutrición Paleo


Publicación más antigua Publicación más reciente