Gastos de envío Península 3,99€ | GRATIS a partir de 38€
Carrito 0

El misterioso origen de las pirámides alimentarias

La pirámide alimentaria es una representación gráfica que numerosos organismos públicos han utilizado a lo largo de la historia para indicar a la población lo que debe consumir diariamente en función de las recomendaciones nutricionales del momento.

Como es lógico, las pirámides alimentarias han ido actualizándose en función del conocimiento que la ciencia ha ido adquiriendo con el transcurso del tiempo sobre dietética y nutrición.

Aunque no siempre ha sido así. En muchos casos en las revisiones de las pirámides han influido simplemente intereses económicos o políticos sin ningún tipo de respaldo de evidencia científica.

Por ejemplo, si había escasez de algún alimento o su precio subía, también subía casualmente su posición en la pirámide. Sin más, esto es lo que sucedió en Suecia en los años 70, cuando la carne, el pescado y los huevos escalaron al primer nivel de la pirámide y los alimentos más baratos (pan, cereales, patatas,...) se quedaron en la base.

Otro famoso ejemplo es la pirámide alimentaria que el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos creó a principios de los 90 y que otros muchos tomaron como referencia.

Sabiendo quien es el autor no es extraño ver en la base de la pirámide cereales, pan, pasta y arroz, justo todos productos procedentes de los cultivos agrícolas que el gobierno americano subvencionaba. ¿Pondrías a un lobo a guardar gallinas?

Como ves, la pirámide alimentaria no siempre ha promovido una dieta equilibrada y un estilo de vida saludable. Más bien todo lo contrario, se ha utilizado como una herramienta a favor del interés económico en detrimento de la salud.

En los últimos años se han publicado nuevas versiones mejoradas de las pirámides alimentarias, aunque todavía contienen errores o afirmaciones sin respaldo científico: en la base siguen apareciendo los cereales, no se distinguen entre grasas saturadas e instauradas, los huevos tienen un papel insignificante,...

Como recomendación, desde el punto de vista evolutivo la pirámide alimentaria que tiene más sentido es: frutas y verduras en la base, pescados y huevos en el siguiente nivel, aceites, frutos secos, carnes y lácteos en el penúltimo, y finalmente cereales y legumbres.

Sin duda, te animamos a que pruebes esta última pirámide alimentaria evolutiva.

Tu salud te lo agradecerá!

Pirámide Departamento de Agricultura (USDA): Wikipedia

Industria Paleo


Publicación más antigua Publicación más reciente