Perlas de Omega 3

 
15,90€
 

Las perlas de Omega 3 son una excelente fuente de ácidos grasos omega-3. Están elaboradas con aceite de pescado salvaje que vive en alta mar, rico en ácidos grasos omega 3 (EPA y DHA) y vitamina E.

Ingredientes: Aceite de pescado (35% EPA / 25% DHA), gelatina*, humectante* (glicerina) y vitamina E natural (D-alfa-tocoferol). *Componentes de la perla.

Dosis diaria recomendada: 1 perla.

Formato: 60 perlas (para 2 meses).

PERLAS

«Que tu medicina sea tu alimento, y el alimento tu medicina».
Hipócrates (460 a. C. — 370 a. C.)

¿Qué beneficios me aporta las perlas de Omega 3?

El contenido de Omega 3 de las perlas:

+ Contribuye a la función cardiovascular
+ Ayuda a cuidar la vista
+ Apoya la función cerebral

El omega 3 utilizado en la elaboración de las perlas procede de aceite de pescado, rico en ácidos grasos. En concreto, el aceite es de anchoas salvajes que viven en alta mar. Este aceite ha sido sometido a un estricto control de metales pesados que asegura su alta calidad y pureza.

Cada una de las perlas aporta los siguientes nutrientes:

  • Ácidos grasos Omega 3 (35% EPA (ácido eicosapentaenoico) y 25% DHA (ácido docosahexaenoico))
  • Vitamina E natural (D-alfa-tocoferol)

La vitamina E se ha añadido porque tiene un efecto sinérgico con los ácidos grasos EPA y DHA, potenciando sus efectos, a la vez que previene su oxidación.

Por todo ello, las perlas de Omega 3 son un excelente suplemento que te ayuda a alcanzar los requerimientos óptimos de los ácidos grasos de tu organismo.

¿Qué son los ácidos Omega 3 y Omega 6?

El Omega 3 es un ácido graso esencial, necesario para el correcto funcionamiento del sistema cardiovascular y la función cerebral. Sin embargo, nuestro cuerpo no lo produce y lo tiene que obtener de los alimentos. Algunos pescados azules son la mejor fuente de Omega 3. Y también se puede obtener de ciertos alimentos vegetales.

Por otro lado, el Omega 6 es otro ácido graso esencial pero a diferencia del Omega 3, está presente en muchos de los alimentos que consumimos habitualmente como los frutos secos, las semillas, las legumbres o los aceites vegetales.

Para un buen funcionamiento del organismo, la relación entre el Omega 3 y el Omega 6 que ingerimos con los alimentos debe ser en torno a 1/1 y 1/4. Sin embargo, las dietas actuales suelen ser deficitarias en Omega 3 y ricas en Omega 6, por lo que se produce un desequilibrio entre ambos ácidos grasos.

En estos caso, tomar un suplemento de Omega 3 te puede ayudar a alcanzar los niveles óptimos de Omega 3 y a recuperar el equilibrio de los ácidos grasos en tu organismo.

Preguntas Frecuentes

La dosis recomendada es 1 perla al día, preferiblemente por la mañana y acompañada de comida para facilitar la tolerancia al suplemento y mejorar la absorción de los ácidos grasos.

No, no hay riesgo de dependencia. No obstante, el uso continuado de cualquier sustancia reduce sus efectos. Por ello, si tomas habitualmente las perlas de Omega 3, te recomendamos un periodo de descanso de 2/4 semanas cada 6 meses para volver a notar los efectos.

Las perlas de Omega 3 son un complemento alimenticio y debe mantenerse fuera del alcance de los niños. En el caso de menores, consultar a un especialista.

No se han identificado efectos adversos en mujeres embarazadas o en periodo de lactancia. No obstante, si estás embarazada o en periodo de lactancia te recomendamos que lo consultes antes con un especialista.

No, las perlas de Omega 3 no son aptas para personas veganas.

No, no contiene gluten.

Las perlas están elaboradas con gelatina y glicerina.